La Región Brunca o “Diques” en su época precolombina fue parte de la Región Gran Chiriquí, donde sus primeros pobladores 12.000 – 5.000 a .C., constituyeron grupos pequeños que se desplazaban recolectando alimentos y cazando. Posteriormente, entre los años 5.000 – 1.000 a .C. los cazadores y recolectores se convierten en nómadas y seminómadas, apareciendo entre los años 1.000 – 700 a .C. los agricultores tempranos sedentarios que forman pequeñas comunidades dedicadas al desarrollo de la agricultura y la cerámica, siendo complementaria la caza, la pesca y la recolección de frutos. Entre los años 700 – 1.500 d. C. se incorporan los agricultores tardíos, con la aparición del maíz y el mejoramiento de los métodos de cultivo se producen excedentes en la agricultura y se refleja en el aumento de la población, con lo cual aparece el “cacicazgo” ejerciendo la máxima autoridad sobre lo colectivo y los medios de producción.

 

Con la aparición de los españoles, la única comunidad que sobrevive fue Boruca (Torucaca) cuyos habitantes se hacen llamar “Bruncas”, termino no consignado en las fuentes históricas hasta fines del siglo XIX, aunque se presume que Boruca no es más que una amalgama de restos de esas antiguas parcialidades. Cuando adviene la independencia, las únicas poblaciones que existen en los territorios del sur son las comunidades Boruca y Térraba. En los años 1850 se inicia el traslado de indígenas del Alto Coén en Talamanca a Ujarrás. Años después los Bribris de Alto Lari se trasladan a Cabagra y a finales de 1880 otras familias Bribris se ubican en Salitre. En la época colonial la región Brunca por la ubicación geográfica permaneció olvidada, porque es a mediados del 1868-1870, con la apertura de la “Picada Calderón” entre Cartago y El Pozo (Cortés), que se inicia el proceso de colonización, especialmente del Valle de El General, con pobladores del sur de la Meseta Central (San José y Cartago), quienes se dedican abrir la montaña para cultivar granos básicos, tabaco, criar cerdos y ganadería.

 

En los años veinte después de la batalla de Coto, se pierde un amplio territorio por el tratado de límites con Colombia, fijándose el límite con lo que hoy es Panamá entre Punta Búrica y el Río Sixaola. Por otro lado, en los años de 1930 con la aparición del Mal de Panamá en los bananales del Atlántico, el Gobierno de Costa Rica entrega grandes extensiones de terrenos entre Quepos, Osa y Golfito a la United Fruit Company, iniciándose el enclave bananero en el sur de la región con una fuerte migración de población nicaragüense, antiguos trabajadores del Atlántico y jornaleros de la Meseta Central, siendo el Puerto de Puntarenas el principal acceso a la región con el país.

 

El Gobierno de Costa Rica en 1947, mediante la suscripción del convenio con el Gobierno italiano, entrega amplias áreas de tierras de Coto Brus y se forma la colonia agrícola italiana en la montañas de la Talamanca Pacífica, siendo el transporte aéreo y el marítimo mediante la ruta por Fila de Cal a Golfito el contacto con Puntarenas y el resto del país.

 

Entre 1936 y 1940 se abre la carretera interamericana entre Cartago y San Isidro de El General, con lo cual se integra el sector del Valle de El General al centro del país y se genera un proceso activo de ampliación de la frontera agrícola y de migración de población de los cantones conocidos como Los Santos y del sur de San José y Cartago; consolidándose la actividad cafetalera, el tabaco, la explotación maderera, los granos básicos y la ganadería extensiva.

 

En 1963 se reanuda la construcción de la carretera interamericana entre San Isidro de El General y la frontera con la República de Panamá, iniciándose así la integración de la región entre los pueblos del Valle de El General, las comunidades indígenas de Buenos Aires y los pueblos bananeros de Osa; Golfito y Coto. Mientras tanto la integración vial con Coto Brus se produce hasta en los años 80 y la comunicación terrestre con la Península de Osa (Puerto Jiménez) se da hasta en la década de los años noventa.

 

La construcción de la interamericana sur fomenta una fuerte ampliación de la frontera agropecuaria y con ello el aporte a la producción nacional de la región Brunca fue dinámico y de constante crecimiento, principalmente por el desarrollo de los cultivos del café, el banano y los pastos para ganadería, con lo cual se genera una enorme presión sobre los recursos naturales (forestales y mineros) ante el aumento de la población por los movimientos migratorios positivos y las tasas de natalidad existentes.

 

En 1984 la United Fruit Company abandona la actividad bananera por los conflictos laborales, los costos de producción de la región y el desgaste de la fertilidad de las tierras, produciéndose una debacle socioeconómica y ambiental principalmente en los cantones de Osa, Golfito y Corredores. Ante los problemas que genera esta situación, se plantean diversas iniciativas de producción agrícola como los cultivos de cacao y palma africana; además se realiza la apertura del Deposito Libre Comercial de Golfito, con el propósito de estimular las actividades turísticas en la región. Por otro lado, la región comienza a perder competitividad y crecimiento por la aplicación de las políticas económicas nacionales de ajuste estructural a partir 1982, lo cual se agudiza con los precios del café, la desarticulación en las actividades de granos básicos y el abandono de la producción bananera recientemente por las cooperativas del Pacífico Sur.

 

En la actualidad El Deposito Libre Comercial de Golfito (DLCG), es el único deposito libre comercial en C.R., los ciudadanos pueden efectuar compras anuales de $1000, en productos (bajo un régimen de impuestos especial) que se expendan en sus locales comerciales. En el año 2001, el DLCG fue visitado por mas de 750,000 compradores, y cada año esta cifra se va incrementando. Las compras son efectivas en las instalaciones, y los ciudadanos deben permanecer en la localidad (Golfito, zona sur del país), por 24 horas previas a sus compras. Mediante los impuestos de desalmacenaje de las mercaderías, recaudados en el DLCG, son administrados por JUDESUR (Junta de Desarrollo Regional de la Zona SUR), este a su vez impulsa el desarrollo socioeconómico de la provincia de Puntarenas en obras de infraestructura como carreteras, municipios, asociaciones de desarrollo integral, cooperativas, fundaciones, etc.
Comercio, temporada navideña, clientes, Depósito Libre Comercial de Golfito, filas para retirar la mercadería
Comercio, temporada navideña, clientes, Depósito Libre Comercial de Golfito, filas para retirar la mercadería